Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Kurt Wallander’

Henning Mankell nos plantea una nueva novela policiaca cuyo protagonista principal es el inspector Kurt Wallander, un viejo conocido de los lectores de Mankell (diez apariciones hasta la fecha, y, pese a lo anunciado, no creo que haya sido la última) y de los televidentes de la BBC (interpretado por Kenneth Branagh). En esta ocasión Wallander, que se ha mudado a una casa de campo, aparece como un policía diabético y sesentón, próximo a la jubilación, y mostrando los primeros síntomas del Alzheimer. Su hija Linda ha decidido emular a su padre y se ha convertido también en policía, además de darle una nieta. A lo largo del libro son constantes las reflexiones de Wallander acerca del sentido de su vida, de su fracaso matrimonial y del miedo frente al posible futuro que vislumbra.

El inspector Wallander se centra en esa ocasión en la investigación de la desaparición de su consuegro, el misterioso (a la par que fascinante) capitán de fragata Hakan Von Enke, y de su esposa Louise. Previamente a su desaparición, Von Enke (el “Hombre Inquieto” que da título al libro) nos narra un inexplicable episodio en el que el gobierno sueco impide a la Armada apresar a un submarino enemigo que ha invadido las aguas territoriales suecas. Posteriormente la trama se complica aún más cuando aparecen referencias al espionaje previo a la caída del telón de acero, y, en concreto, centrado en Alemania Oriental.

Por tanto el libro desarrolla dos tramas en paralelo: la investigación policial, con sus ramificaciones militares, políticas y de espionaje, y la vital, en la que Wallander reflexiona sobre su vida pasada, presente y futura (con una óptica que hace pensar en que Mankell está reflejándose a si mismo en la figura de su personaje).

Y esa doble trama es la que rompe totalmente el resultado de la novela: la trama policial es cautivadora y se desarrolla con una constante aparición de nuevas incógnitas que la hacen cada vez más interesante. Sin embargo, su ritmo se ve continuamente alterado al cambiar el autor a su segunda trama: la de la visión filosófica de la vida vivida por Wallander, su sentido último, y el miedo al final (típica de un personaje -y autor- no creyentes). El conjunto es un desastre. Yo rebautizaría la novela como “El Lector Inquieto” por la cantidad de ocasiones en que tuve pensamientos oscuros con respecto al autor por su forma abrupta de detener la trama policial, dejar al lector al borde de un ataque de nervios, y embarcarle en soliloquios melancólicos de abuelete depresivo. En especial me resultó irritante en extremo la escena en que Wallander sufre un amago de ataque al corazón (que resultó ser tan ficticio como irrelevante para la trama en curso).

En resumen, “El Hombre Inquieto” se desarrolla como una mal enhebrada cohabitación entre una trama policial y un ensayo sobre la experiencia vital del protagonista. Como alternativa a este collage, escribir dos libros distintos hubiera tenido más sentido.

Por último reseñar que de las diversas incógnitas abiertas por el autor en relación con la trama policial, la mayor parte de ellas quedan sin cerrar al final de la novela. El señor Mankell pareció no tener interés (o capacidad) en aclararlas y darles un sentido global que encajara en toda la trama. Por tanto, y pese a las 464 páginas, se puede afimar que la obra no está acabada.

Título: El Hombre Inquieto;  Autor: Henning Mankell

Editorial: Tusquets;  Año: 2009;  ISBN: 9788483831809

Read Full Post »